Infancia desplazada

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-4Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-5Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-6Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-10Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-17Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-7Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-18Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-8Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-11Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-13Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau II, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-12Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau II, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-1Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau II, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso


Numerosos niños/as acompañados por sus padres y madres se encuentran en los cuatro campamentos inventariados en Anse-à-Pitres. La mayor parte nació en República Dominicana. Estas personas llegaron a Haití al finalizar , el pasado 17 de junio de 2015, el proceso de registro de inmigrantes en el marco de la implementación del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en Situación Irregular (PNRE), decretado por el gobierno dominicano a fines de 2013, según el mandato de la Sentencia 168-13. Se vieron forzadas a huir por temor a las autoridades y sus amenazas de deportación, así como de vecinos mal intencionados y de medios de comunicación que se mostraron muy hostiles.

A día de hoy, siguen viviendo en casuchas amontonadas bajo un sol de castigo, entre polvo y pocas oportunidades de ser y estar, invisibilizadas, desposeídas, empobrecidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s