Orgullo

Orgullo-1Dos jóvenes participan en la Caravana del Orgullo GLBT Dominicano 2013. ©Fran Afonso


“Armados con la bandera del arco iris, símbolo de la diversidad humana, están revolucionando uno de los legados más siniestros del pasado. Los muros de la intolerancia están empezando a desmoronarse. Esta afirmación de la dignidad, que nos dignifica todo, nace del coraje de ser diferente.”

Eduardo Galeano

Anuncios

El escuelante y la oruga

La oruga. Fran Afonso-1Estudiantes de la Escuela China de Santo Domingo durante un recreo. ©Fran Afonso

“¡Feliz la mariposa que libre al aire vuela!”
Decía un estudiante cansado de su escuela;
“¡Qué suerte me ha tocado! ¡qué esclavitud la mía!
¡Vivir atado a un libro! ¡trabajar todo el día!”
Y luego dirigiéndose al tejedor gusano
Le dijo: “¿Qué capricho de fraile cartujano
te induce a atarearte labrando tu prisión?”
-“Con gusto la trabajo, pues de mi triste fosa
saldré luciente y libre y alada mariposa”,
Fue su contestación.

“Fábulas y verdades”, escrito por Rafael Pombo

Infancia desplazada

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-4Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-5Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-6Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-10Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-17Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-7Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-18Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-8Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-11Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau I, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-13Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau II, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-12Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau II, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso

Infancia desplazada. Foto Fran Afonso-1Campamento de personas desplazadas Parc Cadeau II, Anse-à-Pitres (Haití). ©Fran Afonso


Numerosos niños/as acompañados por sus padres y madres se encuentran en los cuatro campamentos inventariados en Anse-à-Pitres. La mayor parte nació en República Dominicana. Estas personas llegaron a Haití al finalizar , el pasado 17 de junio de 2015, el proceso de registro de inmigrantes en el marco de la implementación del Plan Nacional de Regularización de Extranjeros en Situación Irregular (PNRE), decretado por el gobierno dominicano a fines de 2013, según el mandato de la Sentencia 168-13. Se vieron forzadas a huir por temor a las autoridades y sus amenazas de deportación, así como de vecinos mal intencionados y de medios de comunicación que se mostraron muy hostiles.

A día de hoy, siguen viviendo en casuchas amontonadas bajo un sol de castigo, entre polvo y pocas oportunidades de ser y estar, invisibilizadas, desposeídas, empobrecidas.

Jornada de elecciones

El pasado domingo, 15 de mayo, se celebraron elecciones en República Dominicana y tuve la oportunidad de trabajar haciendo la cobertura para la Agencia France-Presse (AFP). Acá comparto un resumen con algunas fotos del día y de las publicaciones posteriores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Si se dijera la verdad en los medios…

listin diario nacional. Foto- Fran AfonsoPolicía Nacional, de la unidad de antidisturbios, recarga munición durante una protesta de estudiantes en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. ©Fran Afonso

“Estamos informados de todo y no nos enteramos de nada.” (Ezequiel Fernández Moores )

Urge un debate constructivo sobre el papel de los medios de comunicación en nuestras sociedades, porque creo, como dijera Eduardo Galeano, que “a veces se confunde la ‘libertad de expresión’ con ‘la libertad de presión’; o se le reduce a la voluntad de grupos de empresarios que deciden qué noticias existen y qué noticias no existen.”

Es tiempo de elecciones políticas en el Estado español y en República Dominicana, justo en este momento es cuando el periodismo basura más ejercita sus músculos.

 

El Brujo de Guaymate

Brujo en Guaymate 880pxEn las ceremonias de vudú, el culto es dirigido por los sacerdotes en rincones de sus casas donde se colocan altares con Santos Católicos. Templo ubicado en el barrio de Los Cocos de Guaymate, La Romana. ©Fran Afonso

Cuando la esclavitud vino a América procedente de África, los negros trajeron además de sus cuerpos, los elementos fundamentales de su cultura; sus cantos, su idioma, sus elementos musicales y sus dioses. Así es como llegó a América el Vudú. Este es un sistema mágico-religioso que persiste todavía en Haití, Republica Dominicana, Cuba y Brasil. La palabra vudú significa Dios o Espíritu. Los dioses del vudú son llamados Loases, Misterios o Metresas. Debido al sincretismo que relacionó al vudú con el catolicismo, el jefe de todos los espíritus es Dios o Jehová.

 

Apátridas en una isla

Catalina Parc Cadeau 1. Foto Fran Afonso-2Catalina, junto a su hija, en su vivienda autoconstruida con materiales reutilizados. Campamento de desplazados Parc Cadeau 1, Haití. 30 de octubre de 2015. ©Fran Afonso

Cuando en agosto de 2015 iniciaron las repatriaciones oficiales, miles de personas fueron expulsadas o se vieron obligadas a abandonar República Dominicana con destino a Haití. Entre estas personas, dominicanos y dominicanas de ascendencia haitiana con el derecho de permanecer en territorio dominicano.

Según el informe revisado y presentado en diciembre pasado por ACNUR, el número de apátridas en República Dominicana es de 133.770 personas, una cifra que solamente incluye a la primera generación de personas nacidas en República Dominicana de ascendencia haitiana.

Catalina, una joven de 19 años nacida en Pedernales, huyó atemorizada con su madre y su hija de diez meses y se instaló en el campamento de desplazados Parc Cadeau 1, en la localidad fronteriza de Ansé à Pitres, Haití.  Ella, de padre y madre de nacionalidad haitiana, nunca fue registrada tras nacer. La bebé de Catalina, al haber nacido en República Dominicana y de padre dominicano, tiene derecho a la nacionalidad dominicana. Pero en la práctica, la falta de documentación de Catalina impide que su bebé tenga el registro dominicano.

Personas como ellas, siguen estando desprotegidas por los Estados Dominicano y Haitiano, que no asumen su parte de responsabilidad en garantizar la protección y el respeto a los derechos fundamentales.